8/9/09

Diario de un Voyeur.


Me disponía, como cualquier otra mañana de verano, a ubicarme en una ubicación preferente en la piscina municipal. Pasaron las horas y los huecos vacíos fueron llenados por cuerpos femeninos perfectamente esculpidos. Pero uno llamó poderosamente mi atención. A lo lejos, divisé una figura que despertó el niño que llevo dentro. Y lo que llevo dentro del bañador, también:



¡Oh! ¡Tenía ante mí la musa de mi niñez! ¡La protagonista de mis sueños más húmedos! ¡Mi fantasía se podía hacer por fin realidad!:



Abandoné rápidamente mi parapeto entre los matorrales y me encaminé hacia donde estaba ella, Pitufina. Pero a medida que me acercaba; me di cuenta que las incontables horas pasadas frente al televisor, unido al hecho de contar con diez dioptrías en cada ojo, me habían hecho distorsionar la realidad una vez más:


Resulta que era una musulmana ataviada con una extraña vestimenta. Nadie sabía qué eran esos ropajes, así que el socorrista del polideportivo exigió a la joven que mostrara a todos los vecinos la etiqueta de la prenda para comprobar si era water resistant. Estaba claro que el chico había recurrido a su reloj para comunicarse con la bañista.

Y ahí fue cuando la muchacha explotó... de rabia. Dijo que, aunque fuera “mora”, también tenía las mismas costumbres que los españoles:


No guardaba los tickets de compra durante las dos semanas que tienes derecho a reclamación y/o cambio. Así que no pudo justificar que lo suyo era un burkini.


Ante tan tensa situación, el responsable del recinto, que curiosamente se llamaba Felipe, se vio obligado a expulsar a la árabe, dejándola a medio mojar. Sí, como hacemos la mayoría de nosotros con nuestras novias/esposas una vez hemos acabado nuestra parte de la "faena"...

Y como también hacemos la mayoría de nosotros con nuestras novias/esposas, el marido de la afectada no permitió que el asunto quedara así...


Historia libremente basada en hechos reales.





6 comentaris:

Josep ha dit...

Això de la multiculturalitat i el laicisme no ho portem gaire bé.

A Alabama això no passa.

Josep ha dit...

Alabama, pàtria d'Al·lah i Obama...

ha ha ha... que graciós que sóc!!

Markutis ha dit...

Tots aquests problemes culturals s'arreglarien si instauressim el nudisme.

sr. manel ha dit...

Sr. Josep: La multiculturalitat és un invent. Cadascú creu que la seva cultura és la millor, i que les altres les respectem fins que ens toquen... els ous. Gran acudit d'Alabama!

Sr. Markutis: Bé, la opció més extremista seria instal·lar fronteres electrificades i un minotaure que custodiés el perímetre d'entrada al país. El nudisme agreujaria enveges, sobretot amb la comunitat negra.

fauston ha dit...

jajaja, vaya chasco con pitufina, gracias señor manel

Modgi ha dit...

El burkini! Segur que es llença Allah de tres! (perdó)