1/1/10

¡Feliz ano nuevo!

No, no. No hay ninguna errata: ya sé que hoy estrenamos año y que lo políticamente correcto sería felicitároslo y desearos unos 365 días de salud, dinero y am... sexo gratis. Pero es que hace relativamente poco escuché de la boca de Enrique del Pozo que existía un tratamiento estético revolucionario: el rejuvenecimiento anal.Y ya se sabe que la boca de Enrique del Pozo es un pozo sin fondo... En cuanto a sabiduría, no en capacidad para engullir penes, malpensados. Así que me interesé por el tema (lo del tratamiento anal, no lo de la capacidad para engullir penes de Enrique del Pozo, aunque todos los asuntos están más interrelacionados de lo que parece) por si a alguien le interesa...


Con los años casi nunca cambia el color de la piel que pasa por la línea media dorsal del ano, pero a los lados es cada vez más oscura. "Además, siempre hay inflamaciones secundarias provocadas por diarreas, estreñimiento y hemorroides. La zona anal se inflama todo el tiempo, porque tiene presión de la franja glútea y perianal", revela la doctora Carrillo.

Con ayuda del ácido glicólico se logra una limpieza total. Después hay que usar un exfoliante para retirar las células muertas y un hidratante para humectar. Los ácidos se dejan entre 15 y 20 minutos por sesión. Son necesarias unas 6 sesiones para obtener resultados.



Lo que la doctora Carrillo (hay que ver lo oportuno del nombre, teniendo en cuenta que "carrillo" se utiliza como sinónimo de "nalga") expone daría para un coloquio o, mejor dicho, para un ¡culoquio!







Se dice que las cosas mejoran con el tiempo como el buen vino, ¿verdad? Pues si eso fuera así, este blog sería un cartón de Don Simón: es malo desde el principio y con los años sólo va a peor...


2 comentaris:

Josep ha dit...

M'ha vingut al cap un anunci de DODOT que deia "avui tots els bebes estrenaran culet".

Encara resultarà que el Michael Jackson i el Duque de Feria eren víctimes dels spots televisius.

sr. manel ha dit...

Sr. Josep: Aquest slogan publicitari és pura provocació. És una incitació a la desvirgació anal d'un menor. És... és... ho deixem estar, que els publicistes són així. De bojos, no de pederastes.